enero 4, 2021

Regulación Laboral

Primero debes completar Activos de la Operación de Seguridad antes de ver esta lección

GUÍA BÁSICA DE REGULACIÓN LABORAL EN COSTA RICA

EL PATRONO, SU REPRESENTANTE Y EL TRABAJADOR

Patrono: Es toda persona física o jurídica, particular o de Derecho Público, que emplea los servicios de otra u otras, en virtud de un contrato de trabajo, expreso o implícito, verbal o escrito, individual o colectivo.

Representante: Es toda persona física o jurídica, particular o de Derecho Público, que emplea los servicios de otra u otras, en virtud de un contrato de trabajo, expreso o implícito, verbal o escrito, individual o colectivo. Se considerarán representantes de los patronos, y en tal concepto obligarán a éstos en sus relaciones con los trabajadores: los directores, gerentes, administradores, capitanes de barco y, en general, las personas que a nombre de otro ejerzan funciones de dirección o de administración.

Trabajador: Trabajador es toda persona física que presta a otra u otras sus servicios materiales, intelectuales o de ambos géneros en virtud de un contrato de trabajo expreso o implícito, verbal o escrito, individual o colectivo.

SUSTITUCIÓN DE PATRONO

 La sustitución del patrono no afectará los contratos de trabajo existentes en perjuicio del trabajador. El patrono sustituido será solidariamente responsable con el nuevo patrono por las obligaciones derivadas de los contratos o de la Ley, nacidas antes de la fecha de la sustitución y hasta por el término de seis meses (6). Concluido este plazo, la responsabilidad subsistirá únicamente para el nuevo patrono.

CONTRATO DE TRABAJO

La legislación costarricense permite realizar contratos de trabajo verbales (casos excepcionales) y escritos; para ello existen una serie de disposiciones a considerar:

1. Contrato verbal El contrato de trabajo podrá ser verbal únicamente cuando se refiera:

· A las labores propiamente agrícolas o ganaderas. Esta excepción no comprende a las labores industriales que se realicen en el campo;

· A los trabajos accidentales o temporales que no excedan de noventa días. En este caso el patrono queda obligado a expedir cada treinta días, a petición del trabajador, una constancia escrita del número de días trabajados y de la retribución percibida.

2. Contrato escrito En los demás casos el contrato de trabajo deberá extenderse por escrito y contendrá al menos la siguiente información:

· Los nombres y apellidos, nacionalidad, edad, sexo, estado civil y domicilio de los contratantes;

· El número de sus documentos de identidad;

· La designación precisa de la residencia del trabajador cuando se le contratare para prestar sus servicios o ejecutar una obra en lugar distinto al de la que tiene habitualmente;

· La duración del contrato o la expresión de ser por tiempo indefinido, para obra determinada o a precio alzado;

· La jornada de trabajo (diurna, nocturna o mixta) y el horario en que debe prestarse el trabajo;

· La descripción del cargo o trabajo a desempeñar.

· El sueldo, salario, jornal o participación que habrá de percibir el trabajador; si se debe calcular por unidad de tiempo, por unidad de obra o de alguna otra manera; y la forma, período y lugar del pago. En los contratos en que se estipule que el salario se pagará por unidad de obra, además de especificarse la naturaleza de ésta, se hará constar la cantidad y calidad del material, el estado de la herramienta y útiles que el patrono, en su caso, proporcione para ejecutar la obra, y el tiempo por el que los pondrá a disposición del trabajador, así como la retribución correspondiente, sin que el patrono pueda exigir del mismo cantidad alguna por concepto del desgaste natural que sufra la herramienta, como consecuencia del trabajo;

· El lugar o lugares donde deberá prestarse el servicio o ejecutarse la obra;

· Las demás estipulaciones en que convengan las partes;

· El lugar y fecha de la celebración del contrato; y

· Las firmas de los contratantes, en el entendido de que dos testigos podrán sustituir válidamente la de quien no sepa o no pueda hacerlo.

3. Por tiempo definido El contrato de trabajo sólo podrá estipularse por tiempo determinado en aquellos casos en que su celebración resulte de la naturaleza del servicio que se va a prestar. Si vencido su término subsisten las causas que le dieron origen y la materia del trabajo, se tendrá como contrato por tiempo indefinido, en cuanto beneficie al trabajador, aquél en que es permanente la naturaleza de los trabajos. El contrato por tiempo determinado no puede estipularse por más de un año en perjuicio del trabajador; pero si se tratare de servicios que requieran preparación técnica especial, la duración podrá ser, en las mismas condiciones, hasta de cinco años. No obstante, todo contrato por tiempo fijo es susceptible de prórroga, expresa o tácita. Lo será de esta última manera por el hecho de continuar el trabajador prestando sus servicios con conocimiento del patrono.

4. Por tiempo indefinido El contrato de trabajo indefinido es aquel que tiene por objeto la prestación de un trabajo retribuido por tiempo indefinido.

SALARIO

Para fijar el importe del salario en cada clase de trabajo se tendrán en cuenta la cantidad y calidad del mismo. A trabajo igual, desempeñado en puesto, jornada y condiciones de eficiencia iguales, corresponde salario igual, comprendiendo en este tanto los pagos por cuota diaria, cuando las percepciones, servicios como el de habitación y cualquier otro bien que se diere a un trabajador a cambio de su labor ordinaria. No podrán establecerse diferencias por consideración a edad, sexo o nacionalidad. Todo trabajador tiene derecho a devengar al menos el salario mínimo que cubra sus necesidades básicas y las de su familia, el cual se fijará periódicamente mediante decreto ejecutivo que se publica de forma semestral. Es obligación del patrono incrementar semestralmente el salario de sus trabajadores sólo si éstos perciben el mínimo de ley (para que se iguale al aumento decretado) o si existe convenio entre las partes. Caso contrario, si el trabajador recibe de salario una suma mayor al mínimo fijado, el patrono no está obligado a incrementarle.

CARGAS SOCIALES

Los patronos al pagar el salario a sus trabajadores, les deducirán las cuotas que éstos deban satisfacer correspondiente a las cargas sociales establecidas por ley, todo de conformidad con el artículo 30º de la Ley Constitutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social y el artículo 95º del Código de Trabajo, y entregarán a la CCSS el monto de las mismas, en el tiempo y forma que determine la institución. Pasada la fecha máxima de pago, el patrono deberá cancelar los intereses y recargos que señala el Reglamento del Seguro de Salud. El patrono que no cumpla con esta obligación responderá personalmente por el pago de dichas cuotas. En caso de traspaso o arrendamiento de una empresa de cualquier índole, el adquiriente o arrendatario responderá solidariamente con el transmitente o arrendante, por el pago de las cuotas obreras o patronales que se deban a la CCSS en el momento del traspaso o arrendamiento. Cualquier dato falso u omisión que se consigne en las planillas o en las tarjetas provisionales de comprobación de derechos, que induzca a la Caja a otorgar prestaciones a personas que no tengan derecho a ellas, hará incurrir a los patronos en la obligación de pagar esas prestaciones, además de la imposición de las sanciones establecidas en la sección VI de la Ley Constitutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social. Actualmente las cargas sociales se componen de los siguientes porcentajes , correspondientes al patrono y al trabajador: trabajados: 9,84%  , patrono: 26,33% .

HORAS EXTRA

El trabajo efectivo que se ejecute fuera de los límites establecidos para cada horario pactado dentro de la jornada laboral, constituye jornada extraordinaria y deberá ser remunerada con un cincuenta por ciento más de los salarios que se hubieren estipulado. No se considerarán horas extraordinarias las que el trabajador ocupe en subsanar los errores imputables sólo a él, cometidos durante la jornada ordinaria. El trabajo que fuera de la jornada ordinaria y durante las horas diurnas ejecuten voluntariamente los trabajadores en las explotaciones agrícolas o ganaderas, tampoco ameritará remuneración extraordinaria. Es necesario tener presente que las horas extra tienen carácter excepcional y son temporales. No existen las horas extras “fijas”; aplican las reglas de buena fe y el aviso previo; y son obligatorias para el trabajador salvo por razones que justifiquen la negativa.

AGUINALDO

  1. Es un “sueldo adicional” que debe pagar todo patrono, dentro de los primeros veinte días del mes de diciembre de cada año a sus trabajadores, independientemente de la modalidad de contratación. Todos los trabajadores sin excepción alguna tienen este derecho.
  2. El monto correspondiente al aguinaldo de cada trabajador se obtiene al realizar el siguiente cálculo: Se deben sumar todos los salarios ordinarios y extraordinarios, devengados por el trabajador desde el mes de diciembre del año anterior y hasta el mes de noviembre del año en que corresponde realizar el pago; el resultado de esta sumatoria se deberá dividir entre doce; el resultado corresponde al monto que se debe cancelar por concepto de aguinaldo.
  3. Para calcularlo se debe incluir el salario recibido por las “horas ordinarias” laboradas y las “horas extraordinarias”, así como cualquier otro pago salarial adicional que se haya realizado en el período (comisiones). También debe tomarse en cuenta el “salario en especie”, el cual tendrá el valor que le hayan dado las partes y, si éstas no han determinado ese valor en el contrato de trabajo, el salario en especie se estimará equivalente al cincuenta por ciento de lo que reciba en dinero efectivo el trabajador
  4. Al aguinaldo es prohibido aplicarle rebajos por cargas sociales y de cualquier otro tipo; así también, estará exento del pago del impuesto sobre la renta. Únicamente se podrá rebajar la suma correspondiente a pensión alimentaria ordenada por un juez, previo decreto de embargo salarial notificado al patrono.
Volver a: Gerente De Seguridad > Regulación Laboral